PRENSA

Campaña por el río Rocha

Por Redacción Central – Los Tiempos – 18/01/2010


Con tres meses de existencia y cerca de 4.000 seguidores la página de Faceboock, creada por el grupo “Bolivia salvemos nuestra naturaleza”, inicia una campaña social que busca la recuperación del río Rocha, emblema cochabambino.

“El objetivo es coordinar acciones sociales con el propósito de presionar a las autoridades departamentales y municipales en el cumplimiento de la Ley para la protección del medio ambiente”, explicó Benjamín Rivera, geólogo y creador del espacio en Internet.

Rivera explica que no se trata de presentar proyectos  de limpieza del río, porque los proyectos son abundantes y se quedan archivados  por parte de las autoridades, antes mencionadas, quienes justifican su poca voluntad de apertura a proyectos ambientales con el pretexto de falta de recursos económicos. La verdadera preocupación para el grupo “Bolivia salvemos nuestra naturaleza” radica en la contaminación de las aguas y los lodos del río por parte de empresas e industrias como las curtiembres y papeleras que funcionan y están ubicadas cerca de las orillas del río “es una degradación continua por contaminantes químicos y físicos que van a parar al río cuyas aguas sirven a la vez para el riego y fertilización de alimentos.

Para unirse a la campaña, sólo se debe ingresar a Faceboock y abrir la página: Cochabamba río Rocha limpio¡ya!/bolivia salvemos nuestra naturaleza.

http://www.facebook.com/DISSI1?ref=profile#!/posted.php?id=171119287235

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/local/20100118/campana-por-el-rio-rocha_54172_96034.html

——————————————————————————————————————————————————————–

SABADO, 27 de Febrero de 2010
Cochabamba – 12:11:23 Horas
Visitante :11552860
Cada día botan 30 volquetadas de escombros y basura al río Rocha
Los vecinos están divididos, porque unos apoyan el depósito de escombros y basura y otros, lo rechazan. Esta acción está cerrando la torrentera Thajo Mayu, pero además los vecinos talaron árboles. Las autoridades no ejercen ningún control.
Texto: Joel Vera Reyes
Fotos: José Rocha

La denuncia que llegó hasta OPINIÓN fue clara: aquel espacio que en antaño fue el lugar más visitado por niños y jóvenes para sumergirse en sus aguas estaba sufriendo un nuevo atentado. Decenas de volqueteros botan toneladas de escombro al río cada día.
Al llegar al lugar denunciado -aproximadamente 500 metros desde el puente Siles, hasta el barrio Irlandés, al Este de la ciudad de Cochabamba- se observa un deprimente escenario. Los promontorios y basura depositados por los volqueteros son imponentes.
Era el atardecer del viernes pasado y bastó 10 minutos de espera para ver llegar a las volquetas cuyos conductores, sin prisas ni remordimientos, empezaron a echar los escombros desde lo alto de una serranía hacia la ladera del río. A su paso, la basura iba dejando contaminación y una estela de polvo. Una infracción que no requiere más que el sentido común para percatarse de que se trata de una acción que va contra la ecología, el vecindario y que compromete la seguridad de toda la ciudad, porque la torrentera es sepultada bajo escombros dejando la posibilidad de que en la época de lluvias el agua desvíe e inunde la zona.
Ocurrió justo frente a este medio de comunicación; una volqueta descargó sus desechos sin el más mínimo remilgo. Antes que termine la acción, se sumó otra, luego una más.
Tres cuartos de hora más tarde, media docena de vehículos similares había repetido la acción, con la misma dinámica. La de construir un botadero privado en pleno centro de la ciudad de Cochabamba, en el río Rocha, sólo a tres minutos al Este del centro de la ciudad, en vehículo.

Sin control

El curso del río Rocha es nuevamente contaminado por basura y escombros que son vertidos diariamente sin control de las autoridades en un área de aproximadamente 500 metros desde el puente Siles, hasta el barrio Irlandés, al Este de la ciudad de Cochabamba. El botadero, además, ha taponeado casi completamente la torrentera Thajo Mayu que atraviesa la Av. Circunvalación, frente al colegio Calvert.
Según testimonios de los vecinos diariamente unas 30 volquetas concurren hasta el lugar para despojarse de los escombros de construcción, incrementando así los volúmenes de contaminación de una forma descontrolada y peligrosa para sus viviendas, en la parte Sur del río, que según cuentan ha modificado su cauce ocasionando inundaciones.
El lugar se ha convertido en un verdadero botadero de basura que perjudica además de los vecinos, a toda la ciudad de Cochabamba y las provincias que sostienen relación con el río Rocha.
Los vecinos están divididos. Unos condenan el acto y otro sector la acepta, es más cobra por permitir el ingreso de basura.
Los testimonios de aquéllos que reclaman dicen que hay dejadez de las autoridades municipales que, por tratarse de una zona límite entre las comunas Adela Zamudio y Tunari, unos deslindan responsabilidad sobre los otros y viceversa, cuando se formulan los reclamos formales.
Otros dicen que los municipales señalan a la Prefectura como la responsable del mantenimiento de los ríos con la dotación de defensivos para evitar la crecida del río, que es uno de los factores que argumentan los vecinos que permiten el paso de las volquetas para echar los escombros.

Los vecinos cómplices

Por su parte, los vecinos del sector Norte del río, que permiten el ingreso de las volquetas, aseguran que la iniciativa fue adoptada hace aproximadamente tres años como una forma de prevenir la crecida del río sobre sus propiedades.
Según los habitantes más antiguos de la ribera Norte, que colinda además con la Av. Circunvalación frente al colegio Calvert, la temporada de lluvias de 2005 dejó sus viviendas al borde del precipicio que da al río, por la crecida de éste. Por temor a un avance más dramático iniciaron con la descarga de escombros.
Con esta ilegal práctica, actualmente han ganado unos 20 metros sobre el lecho del río, en lo que consideran “una recuperación de la pérdida sistemática de terrenos que habrían sufrido, debido a las crecidas del curso de las aguas en años pasados”.
Sin embargo, el botadero de escombros no sólo ha ocupado el lecho del río Rocha. Ha bloqueado casi completamente la torrentera del río Thajo Mayu que, antiguamente, demarcaba el límite Norte entre Sacaba y Cercado y que desemboca sobre el Rocha.
Al respecto algunos de los vecinos que permiten el ingreso de las volquetas reprochan el hecho, sin embargo, aseguran no poder identificar al responsable del vertido de escombros sobre la torrentera. Es más, aseguran que la mayor parte de las volquetas ingresan hasta el lugar sin autorización, pues habrían sobrepasado el control de los vecinos.
En el lugar ha comenzado a acumularse basura producto del despojo de deshecho de construcción, que ha permitido que otros inescrupulosos hayan hecho del lugar su botadero privado de basura.

Torrentera desaparece
bajo los escombros

El río Thajo Mayu, que hasta hace poco era una importante torrentera que bordeaba el colegio Calvert y desemboca directamente sobre el río Rocha, en la práctica ha desaparecido bajo los escombros de construcciones que, sistemáticamente, han ganado casi la totalidad de su cauce.
Sólo un hilo “de aguas” de un medio metro de ancho corre por la torrentera que durante la época de lluvias descarga volúmenes importantes de aguas provenientes del Parque Tunari.
En 2007, esta misma torrentera soportó un volumen tan grande de agua, que destrozó gran parte del empedrado que bordea el lateral Este del colegio y arrasó con las obras de mejoramiento de calles que allí se ejecutaba.
La preocupación de los vecinos, es que este fenómeno se replique este año con la llegada de las lluvias, y que al encontrarse taponeado el curso de la torrentera, ésta termine desbordando e inunde las viviendas próximas.

Prometen canalización,
pero sólo talan árboles

Los vecinos del barrio Irlandés denunciaron que un funcionario de la Alcaldía de Cercado, del que sólo pudieron precisar que trabaja como topógrafo y que vive en el lugar, promovió la tala de más de medio centenar de árboles añosos a mediados de 2008 en el lecho Sur del río argumentando una canalización de las aguas y la construcción de una avenida.
“Han arrancado molles, eucaliptos y pinos grandes antiguos, aquí están sus raíces todavía botadas en el río (señala). Pero, después no ha hecho nada más, de ahí es que cuando llovió el año pasado el agua se ha entrado hasta las casas, porque los árboles seguramente eran defensivos naturales que nos protegían”, reclamó José Barrera dirigente del barrio.
Otros vecinos aseguran que en la zona existe temor a que las inundaciones vuelvan a perjudicarles durante la próxima época de lluvias, ya que sus viviendas están sin protección contra la posible crecida del río.
Lo concreto es que el botadero de escombros crece diariamente a un paso veloz y que ahora llega casi hasta frente al colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, conocido tradicionalmente como Irlandés.

———————————————————————————————————————————————————————————————————–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s